Cuidado de la piel: Tratamiento con algas

Las algas marinas representan la mayor vegetación del fondo del mar, pues existen alrededor de 20,000 variedades distintas que se encuentran distribuidas en todos los océanos. De esta cantidad apenas el 1% de todas las variedades se utiliza para tratamientos de belleza, explotando sobre todo las propiedades de las algas en la piel.

Ahora bien, es de notar que entre las propiedades de las algas se puede hacer mención a su característico intenso color verde. Este ocurre debido a la influencia de la luz solar mezclada con la densidad del agua, a lo que se le suma la acción de ciertas sales minerales de las profundidades marinas.
Debido a la riqueza en su composición, los beneficios de las algas ayudan a prevenir enfermedades. El sistema nervioso y el estrés puedden tratarse con ellas, usando técnicas de hidroterapia en las que las propiedades de las algas actúan intensamente.
Es en esta área de salud y belleza donde se pueden encontrar determinadas propiedades de las algas en la piel, ya que estas al ser aplicadas sobre la misma ayudan a reducir la celulitis. Esto se debe a que las algas actúan como glándulas secretoras, limpiando todo el sistema linfático y ayudando además a eliminar el ácido úrico.

Pero también el sistema nervioso aprovecha los beneficios de las algas marinas, ya que con sólo aplicarlas en determinadas partes de la piel, las algas estimulan a sus sustancias activas para eliminar toxinas por vía renal.

Esto además permite eliminar el cansancio, factor primordial para generar estrés; pero la función viene a ser múltiple, ya que también la función de estas algas en la piel contribuye a mejorar la circulación sanguínea, mejorando el metabolismo del paciente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *